sep 1

Herpes genital

¿Qué es el Herpes genital?

Es una enfermedad viral una vez que se adquiere o contagia no se elimina más del cuerpo y cada tanto cuando bajan las defensas del sistema inmune se produce síntomas y la enfermedad se hace visible en forma de ampollitas.

El Herpes genital es causado por los virus herpes simple VHS tipo 2 y 1. Se trata de una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS), y por ello el contagio se produce en individuos sexualmente activos. El único huésped del virus es el hombre.

El contagio ocurre desde la piel y/o las mucosas de los genitales a partir de un individuo infectado.

El virus se reproduce en las capas de la piel y luego las partículas virales son transportadas a los núcleos neuronales de los ganglios sensoriales, donde permanecen en estado de latencia.

¿Qué lesiones de herpes genital contagian?

La persona que pasa el virus puede contenerlo en lesiones en la mucosas de los genitales o de la piel con signos de infección como vesículas, ampollas, lesiones con pus, úlceras.

También puede producirse a partir de personas sin síntomas que siguen eliminando virus aun sin tener lesiones activas.

¿Cuáles son los síntomas de las personas que se contagian por primera vez?

La mayoría de las personas no manifiestan síntomas apenas se contagian, pero las que los tienen presentan vesículas o ampollas con pus dolorosas que suelen durar aproximadamente tres semanas si no se inicia un tratamiento adecuado.

En algunos casos, las lesiones pueden durar varias semanas. Una vez curadas, las lesiones herpéticas no dejan cicatriz. El primer episodio puede complicarse con angina o faringitis o impetiginización o infección bacteriana agregada (en este caso, las lesiones pueden prolongarse por más de seis semanas).

¿El herpes genital no se cura y vuelve a aparecer?

La recurrencia de las lesiones genitales es lo que caracteriza a la enfermedad y es muy molesta para la persona porque produce las típicas vesículas dolorosas. La recurrencia puede ocurrir inmediatamente después del primer episodio o exteriorizarse luego de un año o más.
Los episodios recurrentes suelen ser menos dolorosos y severos que el primero y las lesiones son más bien de ampollas pequeñas con menos lesiones con pus y úlceras, bien localizadas y de menor duración.

¿Cuándo es más frecuente que las lesiones por herpes genital recurran?

La fiebre, las relaciones sexuales, la falta de descanso, mala alimentación, el estrés, los nervios o la menstruación pueden ayudar a que el virus se manifieste en la piel o las mucosas.

¿Cuáles son los síntomas de las recurrencias o reapariciones en piel del herpes genital?

En el área genital aparecen vesículas de 2 a 5 mm. Siempre son dolorosas y molestas. El sitio de la recurrencia suele ser siempre el mismo, siendo los más frecuentes los genitales externos y los glúteos.

Las lesiones herpéticas recurrentes generalmente mejoran sin tratamiento en unos 7 a 10 días. Posteriormente se secan formando costras y se curan totalmente, sin dejar cicatriz.

Muchas personas presienten el momento de la recaída porque comienzan a padecer dolor, ardor, disuria o prurito en la zona donde van a aparecer las lesiones y que las preceden en horas y hasta en un día.

¿Cómo se hace el diagnóstico del herpes genital?

Se hace por la clínica de las ampollas cuando el médico duda del diagnóstico, o si considera que es preferible certificarlo recurrirá al cultivo de las vesículas.

Las muestras deben tomarse previamente al inicio del tratamiento antiviral. Existen también tests serológicos para el Virus Herpes Simple o VHS, pero no son útiles para el diagnóstico ya que muchos pacientes asintomáticos son positivos. Para que el cultivo sea efectivo las muestras deben obtenerse durante los primeros tres días del cuadro y a partir de vesículas sanas, ya que estas están llenas de virus en su interior.

Tratamiento del herpes genital

El tratamiento sirve para reducir los síntomas aunque no existe actualmente un tratamiento que logre erradicar el virus una vez que el paciente se ha infectado.

Para que sea efectivo debe indicarse apenas comienzan los síntomas prodrómicos tipo picazón en la zona de las ampollas o en las primeras 24 horas luego de la aparición de las lesiones. Al discontinuarse, el tratamiento no tiene ningún efecto sobre la frecuencia, severidad o duración de los futuros episodios.

Los esquemas recomendados para tratar un episodio son:
*Aciclovir 1200 mg por día, por boca, dividido en 3 tomas diarias de 400 mg cada 8 horas.
*Famciclovir 750 mg por día, vía oral dividido en 3 tomas diarias de 250 mg cada 8 horas.
*Valaciclovir 2 g por día, en comprimidos dividido en 2 tomas diarias de 1 g cada 12 horas.
Es recomendable que el tratamiento dure 7 a 10 días cuando aparecen los síntomas del herpes por primera vez y por un período de 5 días si estamos frente a una reaparición. Si son muy frecuentes el médico solicitará análisis para evaluar alguna causa agregada que justifique la disminución de las defensas inmunológicas.

Además del tratamiento antiviral se pueden suministrar al paciente medicamentos para aliviar el dolor herpético como analgésicos como ibuprofeno 400 mg cada 8 horas, pregabalina, tramadol o derivados de la morfina sintéticos o anestésicos locales.

No se recomienda usar antibióticos antibactrianos o cremas combinadas ( tipo  Macril)  tópicos, si las lesiones aún no se sobreinfectaron por rascado o roce.

Las mujeres con vulvitis herpética pueden usarse baños de asiento, compresas con soluciones yodadas al 10% o agua blanca o D’Alibour, dos veces por día, para secar la lesión y evitar la sobreinfección bacteriana.

En los pacientes inmunocomprometidos con enfermedad severa o con complicaciones como infección diseminada, neumonitis, hepatitis, meningitis o encefalitis está indicado utilizar un tratamiento por vía endovenosa con aciclovir 5 a 10 mg/kg cada 8 hs, durante 5 a 7 días, o hasta la resolución de la enfermedad. U otros antivirales.

¿En quiénes se indica tratamiento para evitar las reapariciones frecuentes o recurrencias del herpes genital?

Es para disminuir la cantidad de recurrencias en un 75%. Está especialmente indicado en los pacientes que presentan más de seis episodios por año.

Los esquemas recomendados son:

  • Aciclovir comprimidos, 400 mg cada 12 hs ó 200 mg cada 8 hs.
  • Famciclovir por boca 250 mg cada 12 hs.
  • Valaciclovir vía oral 250 mg cada 12 hs o 500 ó 1000 mg cada 24 hs.

Todos los esquemas supresivos requieren la toma de medicación todos los días. Eso suele determinarlo el médico infectólogo.

No está demostrado que estos tratamientos disminuyan el riesgo de contagiar a la pareja sexual.

Consejos para disminuir las molestias por el herpes genital

  • usar ropa cómoda
  • mantener el área genital limpia y seca
  •  tratar de no tocar las ampollas, y si las toca, lavarse las manos con agua tibia y jabón de inmediato
  • evitar tener relaciones sexuales durante un brote y usar preservativo fuera del brote.
  • baños con sal de mesa con una cucharada tamaño té en 600 ml de agua, para lavar el área genital
  • bombachas y calzoncillos que sean de algodón y no de lycra o nylon
  •  Para aquellos que experimentan dolor intenso al contactar las lesiones con la orina se les sugiere que beban gran cantidad de líquidos para diluir la orina.

Herpes genital y embarazo

Si bien la mayoría de las mujeres con herpes genital tiene hijos sanos algunas transmiten el virus a su bebé durante el trabajo de parto o al pasar por el canal de parto que implica la vagina y la vulva.

Por esta razón es fundamental que las mujeres embarazadas reconozcan los síntomas del herpes genital y procuren obtener tratamiento médico inmediatamente si creen que están infectadas. En muchos casos se planifica una cesárea si hay ampollas en el momento del trabajo de parto para evitar contagiar con lesiones activas al bebé cuando pasa por el canal infectado.

No comments yet.

Add a comment